Thursday, November 12, 2009

Restauración de Trenes (Estación Central de La Habana)

En el 2007, visité la Estación Central Ferroviaria de La Habana. Hace unos meses, con ayuda de mis libros, escribí en este humilde espacio acerca del comienzo del ferrocarril en Cuba, de la estación y su arquitectura. Al fotografiar este edificio, llamó mi curiosidad el hecho de que los primeros trenes que recorrieron las líneas ferroviarias de la isla se encontraran a la interperie. En ese momento, el lente de mi cámara reveló las oxidadas piezas de estos objetos de antaño y sentí pesar por ese pedazo de historia palpable ya casi perdida. Ahora en el 2009, hace tan sólo una semana, vuelvo a retratar a estos señorones de metal en pleno proceso de restauración.

Y para mayor regocijo, me tropiezo hoy con este artículo publicado en el blog de arquitectura cubana (HBN), del cual reproduzco un pequeño fragmento (Para leer el resto pinchen en el enlace: http://arquitectura-cuba.blogspot.com/):


"El próximo 16 de noviembre, la Villa de San Cristóbal de La Habana cumple 490 años, por tal motivo en el Parque del Agrimensor, en las inmediaciones de la Estación Central Ferroviaria, en la Habana Vieja, exhibirá un grupo de locomotoras centenarias. La Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC), construye este museo al aire libre, que será entregado el próximo día 17. Para ello se monta una exposición con cuatro máquinas centenarias de vapor, entre las cuales se encuentra la locomotora 1112, marca Baldwing y fabricada en 1878, que se utilizó en la filmación de la película sobre José Martí, bajo la dirección del cineasta Fernando Pérez."


(Para referencias historicas y fotos de la arquitectura de la Estación Central y el comienzo del ferrocarril en Cuba buscar las entradas de Mayo 23 y Junio 1, 2009)


(Fotografía: Daphne Rosas, 2009)

4 comments:

HBN said...

Si es que parecen otras, se que las fots pueden esconder muchos detalles, pero en apariencia están quedando muy bien. Muy buen trabajo el tuyo Daphne.

Daphne Rosas said...

HBN,
La diferencia se nota; es como de la noche al día. Y eso que aún no están terminados. No obstante, esos trenes oxidados, mostrando las heridas provocadas por el tiempo también tenían su encanto. En general, me resultan muy atractivas las ruinas; es como si el tiempo hablara a través de una pared rota o de una ventana desvencijada.

Garrincha said...

muuuuy bueno.
congrats!

Daphne Rosas said...

Garri,
La verdad es que pasé por tu blog y no te dejé nada pues vi que han pasado una pila de bichos raros por ahí.
Un abrazo.... y a la Lis, también.