Saturday, May 23, 2009

Estación Central de Trenes (Parte I)

I . TRENES EN CUBA
(Fotos: Daphne Rosas, 2007)

Los trenes se introdujeron en Cuba para transportar azúcar desde el valle de Bejucal hacia el Puerto de La Habana. Para ese entonces, Cuba era sólo el quinto país en el mundo que utilizaba este medio de transporte. La obra fué llevada a cabo por el ingeniero americano Alfred Kruger entre el 1835 y 1845, y pagada por un préstamo obtenido de los ingleses.


La primera estación de trenes se llamó Villanueva, adjacente a Campo de Marte. La Estación Terminal, la cual todos los habaneros conocemos -y se podrá ver en la próxima entrada-, abrió sus puertas en 1912 en el terreno que pertenecía al arsenal de la vieja ciudad.

Las fotos, tomadas en el 2007, muestran los trenes más viejos que aún conserva la ciudad de La Habana. Dichos trenes, por mucho tiempo resguardados en los rieles del anden, fueron expuestos a los a los rigores del sol y la lluvia del trópico, meses antes de tomarse estas fotos, en los terrenos del parque adjacente a la estación. Sólo espero que alguien haya recapacidado y vuelto a poner estas reliquias bajo reguardo ya que si no el proceso de envejecimiento se habrá acelerado y quizás ya se hallan perdido para siempre, como tantas otras cosas que ya ha perdido la Habana.

2 comments:

HBN said...

Daphne, tu blog es realmente muy interesante, felicidades por el buen trabajo. Quería comentarte sobre los trenes, que felizmente serán restaurados y puestos en funcionamiento, sobre este tema dice Eusebio Leal, ese Midas Habanero:

Ya está allí sobre la línea la más antigua de todas las locomotoras de las que han llegado y están depositadas actualmente sobre la central ferroviaria, al final del antiguo Campo de Marte, muy cerca de la zona de Belascoaín. También tenemos depositadas 12 ó 14 grandes locomotoras, y experimentados ferroviarios están trabajando en su restauración.

“Debo decir que cada vez que entregan una, es una obra de arte, no se trata de pintar las máquinas, se trata de hacerlas funcionar y colocarlas sobre líneas y hacer del lugar que escojamos -que es ahora un tema de discusión- el sitio más apropiado dada la salinidad y complejidad del medio ambiente; sobre todo porque las locomotoras se construyeron para estar a la intemperie pero en movimiento, cuando se les deja en un lugar fijo hay que tomar medidas de protección muy particular.
Entonces muy pronto veremos 36 locomotoras restauradas formando un espectáculo realmente hermoso a la cultura tecnológica de Cuba, que fue uno de los primeros países del mundo que tuvo una línea férrea. Primero la línea Batabanó-Barcelona, el tramo Habana-Bejucal, el viaje Habana-Güines, estos viajes, que comenzaron el camino de hierro de una a otra dirección del país, son parte de una historia esplendorosa del ferrocarril cubano.”

El artículo completo aquí

Daphne Rosas said...

Gracias por toda esa información que me resulta muy interesante. Realmente es un alivio saber que los trenes serán restaurados. Me dió mucho pesar cuando los ví a la interperie a sol y lluvia, sería una perdida incalculable para la historia de Cuba.